La Columna de Monkadah: Ganar no es suficiente

Ganar no es suficiente

Monterrey ganó 1-0 en Morelia y rompió una racha de 5 partidos sin ganar en calidad de visitante entre partidos de liga y liguilla, pero la reacción de los aficionados al Monterrey en redes sociales reprobó las formas en que la Pandilla logró el triunfo ante un rival que de sus últimos 50 partidos de local acumula 20 derrotas y 73 goles en contra.

En lo personal, si me agradó el funcionamiento, si; lo leyeron bien, los albiazules impusieron sus condiciones, nunca tuvo el riesgo de perder el partido, y esto no lo menciono para resaltarlo, sino para señalar que los Rayados cumplieron con su rol de favorito en el partido. Lo preocupante del partido son dos puntos finos: el primero, la definición, el equipo del Monterrey generó 3 jugadas que terminaron en tiro al poste, eso lo privó de darle un manejo más tranquilo al partido, no es la primera vez en el torneo que el equipo “perdona” al rival y termina sufriendo en los últimos minutos. El segundo punto es la baja efectividad a balón parado, de 21 tiros de esquina solo 2 se han completado y en tiros libres, se han realizado un total de 6 de los cuales ninguno ha sido efectivo, al equipo le urge un especialista en este tipo de jugadas, el no tenerlo es ser muy condescendiente con los rivales. Han pasado 4 jornadas y el funcionamiento del equipo no va acorde a la calidad de su plantel, Diego Alonso tiene que trabajar mucho para dar un cambio casi radical en su funcionamiento en la jornada 5 cuando reciba a los Diablos Rojos de Ricardo Lavolpe, para esto, algunos de los jugadores tendrán que elevar su nivel individual para poder potencializar el trabajo grupal. Los tiempos han cambiado y la exigencia para la plantilla más cara del futbol mexicano también, hoy las formas son muy importantes, sobre todo ante rivales débiles, con estos la Pandilla se tiene que ensañar y tiene el compromiso de agradar a su afición, ganar no es suficiente. Nos leemos en la próxima ocasión que se detenga el mundo y ruede el balón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *